lunes, 28 de enero de 2013

Mi año!

He decidido que este es mi año!

Quiero y necesito ponerme en forma, acondicionar mi cuerpo y adoptar hábitos mas saludables, balancear mi dieta, deseo bajar unos cuantos kilos y ponerme más buena de lo que ya estoy.

Quiero acelerar mi metabolismo, obligar a mis ovarios a trabajar, basta ya de tanta flojera reproductiva es hora de que se activen los cabrones y se pongan a ovular, ya no les voy a dar chance a estos desgraciados de que me hagan engordar con tal de que ellos estén agustiiiiito sin cansarse, que fregones, para que ellos la gocen yo la tengo que sufrir, y mira que no soy una mujer aborazada, no me atasco de comida y mucho menos de chucherías, no como pizza, ni hamburguesas, tortas, hot cakes, casi nada que contenga harinas refinadas, las galletas no son lo mio, el refresco lo tomo muy de vez en cuando, pero eso si, no controlo para nada mis horarios alimenticios, a veces no desayuno, otras no ceno, y eso señores, siiiii eso... eso es lo que me hace engordar.... Síndrome de Ovarios Poliquisticos, I Hate You!

Mis prioridades han cambiado, moríamos por un bebé, lo deseamos, lo necesitamos, era nuestra prioridad durante todo este tiempo, pero, después de la pérdida del primero, después de la lucha por concebirlo y no haber logrado conservarlo dentro de mi vientre, después de llorarle, de sufrirle, decidimos ponernos en forma (y digo ponernos ya que es un trabajo en equipo, Mi Hombre está en forma, cuerpo atlético, sano, guapo, jajajaja, en serio eeeeh!? está como quiere el papasito), cuidarnos, para así evitar concebir uno antes de sentirnos totalmente preparados, no antes de seis meses de que se nos esfumo el anterior, pero como siempre las cosas no suceden como uno las piensa o planea, ahorita doy gracias a Dios por hacer las cosas a su tiempo, solo él sabe lo que nos espera, si ese bebé aun continuara en mi vientre, quizá, tal vez, no hubiese tenido la oportunidad que se me presentó, esa oportunidad que siempre había anhelado, algo que si se me concede me ayudará a tener una seguridad y estabilidad enorme en mi vida.

A once días de recibir los resultados de mi examen para entrar a laborar donde siempre he soñado, a once días de recibir una respuesta que cambiará mi vida, espero que los resultados sean positivos, y si en esta ocasión yo no apruebo, deseo tanto que Mi Hombre si lo haga.

Es lunes y me siento cansada, no solo el trabajo en la clínica estuvo abrumador, sino que la hora de gimnasio y la trotada después de él me dejaron bien "macaneada".

Por otro lado, en este momento daría lo que fuera por un abrazo y un masajito con final feliz  de esos que solo Mi Hombre con sus fuertes y sabrosas manos puede darme, ese que me deja más que extasiada, me lleva al olimpo y tardo bastante en bajar.... Eso de tener a Mi Hombre lejos de mi nomas no me tiene tan contenta en este momento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario